Casa Central:

La importancia de la textura a la hora de elegir tu crema

A la hora de elegir las cremas faciales, solemos tener en cuenta sus funciones, la marca, para qué edad son y cómo deben utilizarse. Sin embargo, muchas veces nos olvidamos de cuál es su textura y para qué piel se recomiendan. Estos dos aspectos son claves si quieres asegurarte de que el cosmético sea apto para ti y tu tipo de skin routine. En esta nota te explicamos qué tipo de texturas existen y cuáles son las mejores para tu caso particular.

Cuando se habla de textura se está haciendo referencia a la densidad y consistencia del producto. ¿Es más grueso o es más suave? Sin embargo, qué cambia si es uno u otro. Muchísimo, ya que de ello dependerá de cómo funcione su estructura y de cómo serán absorbidos los principios activos. Además, de qué manera sientes la crema en tu rostro define si te sirve o si puedes usarla diariamente. No es lo mismo tener una piel grasosa, mixta o seca, por lo que el producto debe ser apropiado para no traer otros problemas, como acné o excesiva grasa.

Tipos de textura

Entre las principales texturas disponibles en el mercado están:

  1. Cremas con base aceitosa: estas cremas contienen aceites minerales y están recomendadas especialmente en el caso de pieles secas. Tienen una textura más espesa, ya que contiene un mayor número de lípidos.
  2. Cremas a base de agua: estas cremas no incluyen aceite, sino que están compuestas por agua. Son sugeridas sobre todo para pieles secas, grasas y mixtas. Su textura es más ligera por lo que su uso también depende de cómo se siente en cada piel. Son esenciales como hidratantes.
  3. Gel: tiene una estructura semi-sólida, pese a ser un gel. Es perfecto para pieles sumamente grasosas, ya que no deja un efecto oleoso.
  4. Líquido: son aceites o ampollas con poca estructura. Son aptas para todo tipo de piel. También en cosmética esta textura funciona principalmente para la limpieza, como desmaquillantes.

Si no te gustan las cremas anti arrugas con una textura gruesa y oleosa, Losana es para ti ya que no tiene aceites minerales. La textura de Losana Crema es más densa por lo que no tendrás que utilizar demasiado producto. En cambio, Losana Elixir es más ligera y de rápida absorción. Ambas son ideales si luego quieres aplicar tu protector solar y maquillaje sin problema.

Esta línea es apta para todo tipo de pieles, por lo que no tendrás que preocuparte por molestias extra. No sólo es ideal como producto anti-age, además suma la hidratación necesaria para cuidar de tu piel.

Losana elimina las arrugas y deja tu piel como la seda.

Efectividad extraída de la naturaleza.

Contenido producido originalmente por Sabio Marketing para Losana